• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

Anna Raimondo ofrece en TEA un ciclo de arte sonoro, 'Nuevas fronteras del bienestar del ecosistema vaginal #4 Tenerife'

La artista italiana Anna Raimondo ofrece en TEA Tenerife Espacio de las Artes un ciclo de arte sonoro que, bajo el título de 'Nuevas fronteras del bienestar del ecosistema vaginal #4 Tenerife', se desarrollará a lo largo de este mes en el marco del Laboratorio de Acción de TEA. Durante este ciclo, la creadora impartirá un taller, mantendrá un encuentro con el público y presentará una de sus creaciones en el Espacio Puente. Todas las actividades programadas en este ciclo son gratuitas.

152067924745359

Anna Raimondo (Nápoles, 1981), que ha centrado en las posibilidades expresivas del medio radiofónico el eje principal de su actividad artística, ofrecerá desde el próximo martes [día 13] y hasta el lunes 19 de marzo, de 16:00 a 18:00 horas, una jornada de puertas abiertas al público en general, con el fin de que conozcan su proceso de trabajo. En base a las grabaciones efectuadas y a las experiencias con un grupo de mujeres, Anna Raimondo diseñará imágenes y realizará la mezcla y la masterización de los sonidos junto con la ingeniera de sonido, que formarán parte de la instalación sonora final.

El martes 20 y el miércoles 21, de 18:00 a 20:00 horas, tendrá lugar un taller impartido por la artista y destinado a todas aquellas personas interesadas en el arte sonoro, procesual y colaborativo. Geografía urbana y perspectivas de género es el título de esta actividad. Este taller consiste en reflexiones e intercambios colectivos sobre la experiencia cotidiana de las mujeres -quien se identifica como mujer o quien quiera cuestionar su género- dentro del espacio urbano de Santa Cruz de Tenerife, centrándose en la percepción de la escucha. ¿Cómo la escucha está relacionada con el género? o ¿Cómo la escucha impacta nuestra experiencia diaria del espacio urbano? son algunas de las preguntas a las que se intentará buscar respuesta con esta acción.

A través de derivaciones individuales y colectivas en las que cada participante es invitada a tomar notas personales (grabaciones, notas escritas, dibujos) sobre su presencia en cada contexto específico en el momento, el taller pretende producir un mapeo colectivo de la ciudad de acuerdo con los recuerdos personales y lugares significativos, experiencias personales y proyecciones en puntos específicos de la ciudad que reflejan una perspectiva de género de la vida cotidiana y como el espacio urbano acoge (o no) los cuerpos y los comportamientos de las mujeres. Finalmente, el material será recolectado, discutido y utilizado para realizar una acción sónica colectiva.

Las siguientes acciones de este ciclo se llevarán a cabo el viernes 23. A las 18:00 horas tendrá lugar una ponencia de Anna Raimondo sobre su obra. La presentación pública de la misma estará a cargo del comisario y co-director de la Agencia de Tránsitos Culturales, Juan Matos Capote. Mientras que, a las 20:00 horas, se inaugurará la instalación sonora multicanal Nuevas fronteras del bienestar del ecosistema vaginal #4 Tenerife, que estará en el Espacio Puente hasta el 1 de abril. Es la cuarta instalación de una serie, que tiene tres versiones previas en Roma, Valparaíso (Chile) y Bruselas en 2017 y 2018.

Raimondo colabora con un grupo diverso de mujeres que viven en Santa Cruz de Tenerife. La artista entrevista a cada una de ellas y graba las descripciones de las relaciones que tienen con los lugares que frecuentan a través de los sentimientos y recuerdos que evocan, especialmente en relación con las acciones diarias de sus vidas: el caminar, el trabajar, el vestirse, el subirse al autobús, el llevar su hija al parque, y otros aspectos de la vida cotidiana que normalmente permanecen ocultos. 

Después, junto con cada una de las mujeres, Raimondo recorre la ciudad. En esta obra participativa, lo comunitario surge a pesar de ciertas experiencias personales intransferibles. La artista no pretende construir una visión globalizada, ajena a las diferencias entre las mujeres, ni pasar por alto el papel que aspectos tan determinantes como la raza, la religión, la educación, o la orientación sexual, tienen en la experiencia y en la formación de la identidad. Las interacciones entre la artista profesional y el grupo colaborador son documentadas visualmente, y sus testimonios forman parte de la instalación sonora multicanal.