• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

TEA Tenerife Espacio de las Artes proyecta 'La mitad del mundo', trabajo que une la mirada de seis fotógrafos canarios

25-nov-15

TEA Tenerife Espacio de las Artes acoge este viernes [día 27] a las 18,30 horas la proyección de 'La mitad del mundo. Fotógrafos canarios en la raya del Ecuador', un proyecto en el que se mezclan las miradas de seis fotógrafos isleños sobre el mundo y en el que también se recogen declaraciones de los propios creadores. Ángel Luis Aldai, Alfredo Betancor, Javier Betancor, Teresa Correa, Tato Gonçalves y Ricardo Montesdeoca son los artífices de este trabajo audiovisual que cuenta con el acompañamiento musical de Paco Rossique. Esta proyección, que se enmarca dentro de la programación de la XIII edición de la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife Fotonoviembre, será presentada en el Cuarto Oscuro por el comisario del proyecto, Javier Cabrera.

En La mitad del mundo estos seis fotógrafos, saliendo al mundo o no, dan a entender al espectador a través de sus distintas propuestas la visibilidad de esa otra media verdad que hace al mundo y ahondan en esa otra parte menos evidente, a veces inaccesible, en la que el ser humano se siente vinculado al resto. Así en este trabajo se ofrecen dos visiones: las de los que decidieron salir afuera y capturar imágenes que da la vida y el viaje; y las de los que siendo decidieron mostrar esa otra parte menos evidente, a veces inaccesible, en la que el ser humano se siente vinculado al resto en otro propósito. A la primera voluntad se vinculan Ángel Luis Aldai, Alfredo Betancor y Javier Betancor; a la segunda, Teresa Correa y Ricardo Montesdeoca, y en un punto intermedio, viendo el mundo no desde la grada sino del espacio personal acotado, está Tato Gonçalves.

Ángel Luis Aldai viaja a África, recorre buena parte de ella se impregna de su variable misteriosa, de su diferenciación cromática y paisajística, aunque sobre todo humana, y regala un sinfín de imágenes que aún reconocibles serán siempre impresionantes, donde la majestuosidad delata lo primigenio. Alfredo Betancor alimenta igualmente esa idea en sus imágenes. Pero esta vez el fotógrafo abre su objetivo para que sea buena parte de Asia la que se adentre en el espectador. En la aparente disculpa del viaje se conjuga una manera de acercar al ser humano a su otra parte que, aun reconocible, le produce extrañeza. Javier Betancor se decanta por América y acerca la parte insular que se sitúa en Cuba y la adyacente continental que se especifica en Colombia. 

Tato Gonçalves, sin embargo, no se aparta un ápice del lugar físico donde establece su cotidianeidad para conjugar esa otra mitad. Teresa Correa convive con esa otra mitad atravesada del precepto que la hace íntima y al tiempo universal: en el ahondamiento en su propia circunstancia como ser humano. Ricardo Montesdeoca utiliza el medio para componer imágenes que siéndole necesarias no son recurrentes sino que penetran en la sinrazón de los estadios hasta convocar en una suerte de sorna, más que crítica, donde revienta la apreciación de epifanía que del mundo visible tenemos.