• Contactar con Nosotros
  • Icono Issuu
  • Icono Vimeo
  • Icono Instagram
  • Icono Twitter
  • Icono Facebook
  • Cine TEA
  • Visitas y Talleres
  • Area 60
  • Centro de Fotografía
  • FotoNoviembre
  • Biblioteca de Arte

TEA acogerá en depósito la colección de fotografías de la Fundación COFF

03-jun-09

TEA Tenerife Espacio de las Artes tendrá en depósito la totalidad de la Colección Ordóñez-Falcón de fotografía, considerada actualmente una de las más importantes en manos privadas de las que existen en Europa. Este es el principal acuerdo alcanzado entre el Cabildo de Tenerife y la Fundación Centro Ordóñez-Falcón de Fotografía (COFF), que fue presentado hoy [miércoles 3] por los presidentes de ambas entidades, Ricardo Melchior y Enrique Ordóñez, respectivamente. En el acto también estaban presentes el responsable de Cultura del Cabildo, Cristóbal de la Rosa; el director artístico de TEA, Javier González de Durana, y el director del Centro de Fotografía isla de Tenerife, Antonio Vela.

La colección comenzó a formarse a finales de los años 70 y se trata de una colección muy demandada por comisarios y centros de arte de todo el mundo. El acuerdo de depósito alcanzado entre el Cabildo de Tenerife y la Fundación COFF es por diez años. Se trata del primer paso de una estrecha colaboración que mantendrán ambas entidades en los próximos años. Enrique Ordóñez explicó en la rueda de prensa que cuando comenzó la colección confiaba en que se cumplieran dos objetivos: mostrarse al público, algo que se venía haciendo hasta ahora, y otra que estuviera toda la obra concentrada en un espacio, posibilidad que se hace realidad en Tenerife.

La Fundación COFF ha valorado la existencia de un Centro de Fotografía integrado en TEA Tenerife Espacio de las Artes para recopilar todas las piezas de su colección que estaban distribuidas por diferentes museos contemporáneos y haya apostado por reunirlas todas en Tenerife. COFF estableció hace más de una década un convenio de depósito de gran parte de sus fondos en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), desde cuyo Departamento de Fotografía han sido nacional e internacionalmente proyectados. Esta política de depósitos se amplió en menor medida más tarde a otros museos, como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Artium de Álava o el Centro Galego de Arte Contemporáneo.

El conjunto fotográfico de COFF consta de aproximadamente 1.300 obras con cerca de 2.000 piezas, que abarca el periodo comprendido desde los años 20 del siglo XX hasta la actualidad. En cuanto al periodo de tiempo abarcado, éste coincide con el periodo a lo largo del que se extiende la Colección de TEA, es decir desde los años 20, con las primeras obras de Oscar Domínguez, hasta la actualidad. Además, en este material de la Fundación COFF que se almacenará en TEA se encuentran más de 40 vídeos.

La colección tiene un fuerte componente internacional ya que el 80 por ciento de las obras corresponden a artistas extranjeros. Según la época de las fotografías, el porcentaje de las imágenes se distribuye en 25% correspondiente al periodo 1901-1945, un 45% para obras entre 1946 y 1990, y un 30% para piezas posteriores a 1990.

Autores españoles

Los autores españoles sólo aparecen testimonialmente en el lapso de tiempo 1901-1945: Cecilio Paniagua (7 obras), Josep Renau (10 obras), José Ortíz Echagüe (2 obras), Josep Sala (2 obras), Eduardo Westerdhal (5 obras), Pere Catalá Pic (2 obras), Emili Godés (5 obras), configurando un representativo conjunto de la fotografía de tendencias pictorialista y vanguardista.

Sin embargo, en las casi cinco décadas de la segunda mitad del siglo XX hay nombres muy significativos, como Joaquim Gomis (11 obras), Gabriel Cualladó (9 obras) y Carlos Pérez Siquier (10 obras), representantes de la fotografía hispana de los años 40, 50 y 60, así como Joan Fontcuberta y Pere Formiguera (en colaboración, 24 obras), Fontcuberta en solitario (55 obras) y Formiguera en solitario (1 sola obra, pero compuesta por más de 110 unidades y en crecimiento), como representantes de la fotografía española de los años 80-90.

Ellos son los más representados y representativos, pero no son los únicos, pues sus generaciones se nutrieron con otros nombres (Xavier Miserachs, Ramón Masats, Leopoldo Pomes...) y fueron prolongadas por otros muchos más (Cristina García Rodero, Alberto García-Alix, Chema Madoz, Humberto Rivas, Tony Catany, Cristina Iglesias...).

Fotógrafos extranjeros

En lo concerniente a los artistas extranjeros, el núcleo germinal de la colección se encuentra en aquellos que desplegaron su trabajo durante la primera mitad del siglo XX: los rayogramas de Man Ray, la fotografía de un pimiento de Edward Weston, el retrato de Jaroslav Fabinger, la casa de Paul Strand, las calles de Walker Evans o Berenice Abbott, el desnudo de Otho Lloys, los cristales de Brassaï, el personaje sin rostro de Antón Stankowsky, los vendedores de corbatas de Henri Cartier-Bresson, los fotomontajes de Val Telberg..., son todos ellos grandes maestros representados por poderosas imágenes.

Este grupo internacional se prolonga y amplía a partir de los años 50 con los desnudos de Irving Penn o Bill Brandt, las paredes desconchadas de Aaron Siskind, el café de Edouard Boubat, el baile callejero de Robert Doisneau, la fiesta del 4 de julio de Robert Frank, la fiesta del 1º de mayo en Moscú de William Klein, los árboles de Ansel Adams, los anuncios de Ralph Steiner, las tres bailarinas de circo de Diane Arbus, los reflejos neoyorkinos de Lee Friedlander, la secuencia del ‘ángel caído' de Duane Michals y el autorretrato de Arnulf Rainer, entre otros. Las últimas generaciones se hacen presentes mediante trabajos de fotógrafos como Thomas Ruff, Candida Hoffer, Thomas Struth, Andrés Serrano, Ana Mendieta, Nan Goldin, Robert Mapplethorpe, Joel Peter Witkin, Hannah Collins, Andreas Gursky o Laurie Simmons, entre otros muchos.